La paradoja de Arduino (y de Lego)

febrero 06, 2017

La paradoja de Arduino (y de Lego)

Arduino, según su propia definición, es una plataforma electrónica open-source basada en hardware y software fácil de usar, específica para aquellas personas que quieran construir proyectos interactivos. Se puede añadir que entre sus múltiples bondades para la comunidad educativa está su versatilidad, su gama y su precio muy asequible.

Estos factores le han llevado a que en los últimos cinco años sea la plataforma más solicitada por los profesores de tecnología de secundaria de prácticamente toda España. Raro es el colegio que no dispone de varios kits Arduino para sus clases de tecnología. Como dicen la mayoría de profesores, con poco presupuesto se puede satisfacer las necesidades de toda la clase. Y es verdad.

De forma paralela, Lego WeDo (para los principiantes) y Lego Mindstorms (para los ya iniciados) se han implantado en la mayoría de talleres y extraescolares de robótica que han surgido por todo el país. Quizás Lego no sea tan asequible en precio como lo es Arduino pero ofrece una variedad de proyectos y unos contenidos didácticos que facilitan la implantación inicial de estas actividades. Tal es así, que rara es la academia o colegio que no ofrece talleres de robótica basados en Lego, entre otras cosas, porque dicen que los padres los solicitan ya que les resulta conocido y su marca les transmite prestigio. Y es verdad.

Dos plataformas muy extendidas para la educación tecnológica de nuestros niños que satisfacen a todos. Todos contentos pues. ¿Todos?

Algunas preguntas para la reflexión. ¿Cuántos padres han oído hablar de Arduino? ¿Cuántos niños demandan Arduino como un regalo? ¿Cuántos padres regalan Lego Mindstorms para ver si a su hijo les gusta la robótica? ¿Cuántas veces, tras esta tremenda exposición en los colegios y en los talleres de extraescolares, por iniciativa propia, demandan estos productos a sus padres? ¿Son mayoría o una minoría muy concreta? ¿Cuántas veces son los propios padres con fuertes fundamentos tecnológicos los que acaban divirtiéndose con esos productos?

En el mismo periodo de expansión de estas plataformas, paradójicamente, y no hay demostrada ninguna correlación, el número de matrículas en carreras técnicas ha disminuido en casi un 18% según el Ministerio de Educación, un 6% el último año y un 25% acumulado en la última década, siendo con diferencia la que más desciende. A diferencia de Ciencias de la Salud que tiene un ascenso acumulado del 100% en la última década y del 8% el último año.

Y es que hay un déficit de talento y una crisis vocacional en las áreas de tecnología e ingeniería. Los expertos auguran un incremento de un 40% de estos perfiles en los próximos 3 años, y se estima que prácticamente 2 millones de puestos técnicos cualificados no serán cubiertos.

¿Qué pasa entonces?

Está fuera de duda el empeño, el entusiasmo, la dedicación y la calidad de los profesores de nuestros colegios. Sin embargo, pese al porvenir laboral que las áreas tecnológicas dejan vislumbrar, los niños y especialmente las niñas, no encuentran su vocación en ellas. ¿Por qué?

Dominar y profundizar en los entornos de Arduino y de Lego Mindstorms requiere tiempo y dedicación. No son herramientas sencillas de programar para principiantes. Al igual que ocurre con los videojuegos, sería conveniente encontrar un equilibrio entre el desafío y la dificultad para que enganche. Ni muy fácil para que sea un reto, ni muy difícil para no caer en el desánimo. ¿Es posible que estas herramientas educativas, pese a sus bondades y el esfuerzo de los profesionales para hacerlas accesibles, transmitan por su propia naturaleza una excesiva dificultad a los niños que les hace optar por otros caminos más sencillos y divertidos?

Las cosas raramente pueden simplificarse tanto a la hora de hacer un análisis y este desajuste entre futuro y vocación, sin duda, tendrá un origen de confluencias causales muy diverso. Sin embargo, no deja de ser paradójico, ¿verdad?




Ver artículo completo

Aisoy da la bienvenida a North American Learning Robots, su distribuidor para USA
Aisoy da la bienvenida a North American Learning Robots, su distribuidor para USA

marzo 06, 2017

North American Learning Robotics es el distribuidor oficial exclusivo de los productos Aisoy en USA

Aisoy, fabricante español de los robots educativos emocionales que favorecen la creatividad y el desarrollo de las inteligencias múltiples de forma personalizada, dispuesto a conquistar el mercado americano.

Ver artículo completo

Nuestros niños NO son los robots del mañana, ni queremos que lo sean
Nuestros niños NO son los robots del mañana, ni queremos que lo sean

febrero 27, 2017

En general, hay mucha preocupación por lo que harán o dejarán de hacer los robots el día de mañana, los beneficios que aportarán, y también los males que traerán asociados a ellos.

Ver artículo completo

Los 3 usos (no leyes) de la robótica educativa
Los 3 usos (no leyes) de la robótica educativa

febrero 13, 2017

Todo el mundo conoce las 3 leyes de la robótica de Asimov. Sin embargo, no todo el mundo conoce todas las posibilidades que ofrecen los robots como herramienta educativa.

Ver artículo completo